Asesoría Jurídica

En el tráfico mercantil la pyme o profesional se van a encontrar frecuentemente con muchas situaciones en las que deberán firmar contratos, realizar compras, ventas u otro tipo de actos jurídicos con trascendencia económica y legal.

Cuando desconocemos las posibles consecuencias es necesario contar previamente con el consejo de un abogado, que facilitará el enfoque más correcto y nos informará de las posibles consecuencias legales, laborales o administrativos que se derivan de esos actos. Esta actuación preventiva permite documentar correctamente los acuerdos, y con ello evitar muchos conflictos que pueden suponer mucho tiempo y dinero. 

Si ya estamos en la fase de conflicto, en AHIMSA trabajamos las tres vías principales de tratamiento de un problema:

  • La negociación.
  • La mediación.
  • La vía judicial.

La primera alternativa siempre es intentar negociar con la otra parte un acuerdo. Como expertos conocedores de las leyes y las técnicas de negociación aseguramos a nuestro cliente las mayores posibilidades de resolución del conflicto antes de la vía judicial. 

A pesar de todos los esfuerzos,  hay veces que el litigio termina en vía judicial, donde te representaremos de una manera lo más económica posible.

Una buena asesoría jurídica ahorra muchos problemas y costes.

Para cada caso te atenderá un especialista en la materia concreta.

Nuestra filosofía de trabajo

  • Cercanía al cliente y sencillez: Hablamos tu propio lenguaje, claro y directo.
  • Sentido común: Vamos a velar por tus intereses, evitando alargar el conflicto.
  • Asequible económicamente: La primera consulta es gratuita.
  • Teniendo en cuenta globalmente la situación.
¿Podemos ayudarte?

Si quieres saber más sobre nuestros servicios o filosofía de trabajo contáctanos.

Comparte en tus redes sociales

Mediación

La mediación es un proceso en el que las partes de un conflicto acceden de forma libre y voluntaria a solucionar sus problemas con la colaboración de un profesional independiente, el mediador.

Permite a las partes encontrar la solución a su situación con la mayor satisfacción de sus intereses.

Con la ayuda del mediador se restaura la comunicación entre las partes y se explora cómo llegar a un acuerdo duradero y satisfactorio, pasando de la dinámica ganar-perder, a la de ganar-ganar, ya que los acuerdos se crean y consensúan entre las partes en conflicto, lo que aporta numerosos beneficios.

Principios de la mediación

  • Voluntariedad.
  • Confidencialidad.
  • Imparcialidad

Herramientas de la mediación

  • Escucha activa.
  • La participación e implicación de las partes.
  • La búsqueda de un espacio en la que ambas partes pueden ganar.

Beneficios de la mediación

  • Es más rápida que un procedimiento judicial.
  • Es más satisfactoria para las partes porque atiende de forma directa a sus intereses.
  • Mucho más barata que otras formas de resolución de conflictos, sobre todo las judiciales.
  • La ejecución de los acuerdos es más sencilla y segura.
  • Previene nuevos conflictos.
  • En virtud de todo lo anterior es el mejor procedimiento para resolver un conflicto o disputa.

Las partes en conflicto acuden de forma libre y voluntaria y se implican en buscar su propia solución.

La forma más rápida, barata y eficaz para la resolución de conflictos.